Series americanas míticas (para mí) (III)

Último recordatorio de las series americanas que han marcado mi vida, más que nada porque en este post ya llego a series actuales… 😛

COSAS DE CASA

La serie se estrenó en 1989 y tuvo 9 temporadas. En ella veíamos la vida diaria de una familia afroamericana en Chicago, aunque poco a poco quien fue cobrando el mayor protagonismo fue su vecino pelmazo Steve Urkel.

¿Cómo olvidarme de lo torpe, manazas y cansino que era Steve? ¿Y de sus “he sido yo”? 😆

SEXO EN NUEVA YORK

Se estrenó en 1998 y tuvo 6 temporadas. Poco puedo deciros que no sepáis ya de la serie, trata de las vidas y relaciones sentimentales de cuatro amigas que viven en Nueva York…

En su momento estuve muy enganchada y veía todos los capítulos que me encontrase zapeando, aunque ya los hubiera visto mil veces.

PERDIDOS

Comenzó en el 2004 y durante 6 temporadas vimos las vivencias de los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines en una isla desierta en la que ocurren cosas extrañas…

Creo que fue la primera serie de ciencia ficción que vi, porque no es un género que suela gustarme demasiado. Estuve (y sigo) coladísima por Sawyer, por favor esa cara es irresistible… 😳

HOUSE

También se estrenó en 2004 y supongo que todo el mundo la conocerá, pero por si acaso… Se centra en el doctor Gregory House, un genio médico y nada convencional que siempre conseguía diagnosticar enfermedades, por muy complicadas que fuesen, y casi siempre daba con la solución. Eso sí, odiaba tratar con los pacientes…

Siempre he dicho, que aunque House fuese un cabrón, me gustaría tener un médico tan listo si alguna vez lo necesitase.

ANATOMÍA DE GREY

Se estrenó en el 2005 y actualmente está en la temporada 14. En ella vemos el día a día de un grupo de cirujanos de un hospital de Seattle.

Después de mil catástrofes, dramas y cambios de personajes yo sigo enganchadísima, ojalá no terminase nunca. Ya sé que hay quien odia la serie, pero a mí no me cansa xD

THE BIG BANG THEORY

Se estrenó en el 2007 y ahora van por la temporada 11. También supongo que todo el mundo la conocerá pero la serie empezaba con la llegada de Penny al apartamento vecino al que comparten Leonard y Sheldon, dos físicos que trabajan en el Instituto Tecnológico de California.

Me encanta, me rio un montón con ellos, he visto varias veces cada temporada… No os podéis imaginar lo que flipé en uno de mis viajes a Nueva York cuando me encontré por la calle con Sheldon xD

 

Y con esto y un bizcocho estas son todas las series míticas para mí, puede que en un futuro haya algún post más de este tipo con las series venideras 😉

Anuncios

Feeling better

Si os doy la lata para contaros mis bajones creo que también es justo que escriba para contaros que poco a poco voy sintiéndome mejor, que parece que mi cuerpo se está adaptando a la medicación, que ya no tengo dolores, ni picores, ni mal cuerpo, lo cual ayuda a que mi ánimo haya mejorado también.

Pero, sobre todo, quería escribir para agradeceros de todo corazón vuestro apoyo y vuestros ánimos. Muchísimas gracias por estar ahí 😘

Sad

Lo primero de todo quería pediros disculpas por no haber visitado vuestros blogs ni haber dejado comentarios durante los últimos días. La razón es que me marché de vacaciones bastante antes de Semana Santa y no tenía ordenador. Dejé entradas programadas en mi blog porque me daba pena dejarlo abandonado durante este tiempo, pero ya he vuelto y espero ir recuperando el tiempo perdido y devolviendo visitas y comentarios. Lo intenté ayer, os visité a muchos y traté de comentaros pero no sé por qué mis comentarios no aparecieron. Creo que sobre todo me pasó con los que tenéis vuestro blog en Blogger y Blogspot, espero que se solucione pronto lo que sea que esté fallando…

Por otra parte, las vacaciones en general han estado bien, siempre se agradece un cambio de chip y más cuando llevaba tanto tiempo aguantando la lluvia en Madrid y cambias a playa y solete.

El primer día en la playa empecé a tomar la medicación que me mandó la reumatóloga para la enfermedad del tejido conectivo y la verdad es que al principio todo iba fenomenal pero al llegar casi a la tercera semana empecé a sentirme fatal. Pero mal, mal… De repente un día me desperté de la siesta con un dolor horrible de articulaciones y músculos, como cuando estás con gripe pero multiplicado por mil. Y ello acompañado además de pinchazos en el vientre y un mal cuerpo y unas náuseas tremendas. Durante dos días no pude salir de la cama porque no podía casi ni moverme.

¡Ah! Se me olvida que además de repente me entraba un frío de muerte que me hacía tiritar y al rato pasaba a sentir como si mi cuerpo irradiase un calor abrasador. Me tocabas y parecía que tenía fiebre. En fin, sentía como si de repente mi cuerpo se hubiese vuelto loco.

Al tercer día pude salir de la cama porque ya no me dolía tanto el cuerpo pero seguía con pinchazos en la tripa, muy mal cuerpo y ganas de llorar a todas horas. Yo sabía que todo eso tenía que ver con la medicación, así que busqué en internet con el móvil reacciones que tuvieran otras personas que también tomen ese medicamento y tachan… muchas personas se habían sentido igual que yo en torno a la tercera semana, los mismos dolores, el mismo malestar… Lo bueno es que también decían que poco a poco el cuerpo se acostumbra y empiezas a sentirte mejor.

Ese mismo día, otra vez al levantarme de la siesta me di cuenta de que tenía las manos un poco hinchadas, las yemas de los dedos rojísimas y ardiendo y empezaban a picarme. Al rato empezaron a picarme también los talones… Y más tarde me picaba horrores la cabeza. Hubiera pensado que me estaba dando una reacción alérgica de no haber sido que me leí el prospecto (cosa que nunca hago para no sugestionarme) y vi que era normal sentir picores.

Y bueno, ya estoy de vuelta y así sigo: con picores de manos, pies y cabeza, manos rojas, náuseas y mal cuerpo de vez en cuando y lloro por cualquier tontería. Intento animarme, pero de momento no lo consigo. Lo que más me fastidia es lo de echarme a llorar cada dos por tres, porque sé que estoy llorando por absurdeces, pero no puedo evitarlo ni controlarlo.

Espero que mi cuerpo se acostumbre pronto a la medicación porque según me dijo la doctora voy a tener que tomarla durante mucho tiempo.

Siento todo este rollo que os he soltado…