Miedo

Si hace poco os contaba lo mal que terminé 2017 y empecé 2018 por culpa de la gripe y luego un sarpullido por todo el cuerpo, ahora tengo que contaros que las cosas en el tema de salud no han mejorado mucho…

Bueno, la gripe y la maldita tos ya se fueron. También desapareció el dichoso sarpullido. Pero en las últimas revisiones médicas que tenía en enero no tuve muy buenas noticias.

En lo que respecta a la revisión con el endocrino la cosa sí fue bien. En el último análisis se ve que la tiroides está controlada por fin. Hacía muchos meses que no tenían que modificarme la dosis de la pastilla. Espero que para el siguiente análisis no se haya vuelto a descontrolar.

Luego fui a la ginecóloga y me ha quitado el parche anticonceptivo porque desde que lo llevaba los dolores de cabeza eran horribles. Cada vez más insoportables y cada vez duraban más días…

Espero que la cosa mejore sin el maldito parche, pero aún así la ginecóloga me mandó al neurólogo para que me miren por qué tengo tantos dolores de cabeza continuamente. Y fui ayer. Era una mujer y me gustó mucho. Era muy joven y súper simpática y cariñosa. Me hizo mil preguntas acerca de mis dolores, me palpó la cabeza para cerciorarse de qué puntos son los que más me duelen y me dijo que íbamos a encontrar la medicación que me fuese bien para los dolores, que íbamos a ir probando hasta encontrar la adecuada, pero que no tenía por qué seguir sufriendo migrañas. También me mandó hacerme una resonancia craneal para descartar que pudiera haber algo más. Y la cosa me acojona, para qué vamos a negarlo. Eso de que vayan a mirar lo que hay dentro de mi cabezota no es bueno para mi hipocondría 😛

Pero lo que más miedo me dio fue lo que me dijo la reumatóloga en la última cita. Según ella, el último análisis le confirma que tengo la enfermedad del tejido conectivo y el síndrome antifosfolípido. Tócate las narices lo bien que suenan ambos…

Le pregunté en qué consistían y tuve la sensación de que no me estaba contando todo lo que debería saber. Según ella lo del tejido conectivo es una enfermedad autoinmune, que es mi cuerpo el que se ataca a si mismo, que puede hacer que se me inflamen las articulaciones y que con una medicación no pasa nada. No le dio demasiada importancia. No sé, no quiero buscar en internet porque no entendería nada y me asustaría más al final. Pero el caso es que el nombre de la enfermedad me hace pensar que hay más de lo que ella me ha contado.

Y el síndrome antifosfolípido no lo ha podido confirmar del todo porque en el análisis falta un resultado, pero consiste en que la sangre tiende a coagularse y eso hace que se formen trombos y se tengan abortos.

Lo de los abortos me da igual, porque por mi minusvalía lo de tener hijos nunca ha sido una opción ni algo que desee. Pero lo de los trombos sí que me preocupa mucho… Y encima ella dice que la mejor solución sería tomar Adiro, que es aspirina, para que la sangre esté más líquida, pero como soy alérgica a los anti-inflamatorios no puedo tomarlo.

Le conté que el 1 de febrero, hoy, me hacían las pruebas de la alergia para ver qué me había causado el sarpullido y me dijo que le pregunte a la alergóloga qué puedo tomar en lugar del Adiro y si puedo tomar la medicación que quiere ponerme para lo del tejido conectivo y que vuelva luego a ella otra vez para poner tratamientos…

En fin, que así están las cosas. Y para colmo mi hipocondría ha hecho que no pudiese dejar de darle vueltas al coco y ponerme en lo peor. Ahora ya estoy un poco más tranquila pero me da terror el tema de la salud…

Anuncios

El cuerpo humano (Book Tag)

Supongo que la mayoría ya conoceréis éste book tag, pero para los que no lo conocían como yo, consiste en mencionar libros relacionándolos con algunas partes del cuerpo 🙂

OJOS: Un libro del que te enamoraste a primera vista

Hay tantos libros que me entran primero por los ojos gracias a preciosas portadas y me enamoran… Por ejemplo me gustan mucho las portadas con paisajes de los libros de Sarah Lark. De los que he leído últimamente me gustó mucho la portada de No soy un monstruo de Carme Chaparro…

BOCA: Un libro del que todos hablen

Últimamente veo hablar muchísimo de El día que dejó de nevar en Alaska, de Alice Kellen. La verdad es que no lo he leído, ni ningún otro de la autora, pero veo tan buenas opiniones del libro por todas partes que ya tengo unas ganas locas de poder leerlo. Bueno, este o cualquier otro de Alice Kellen.

PULMONES: Un libro que consideres “vital” en tu vida

Creo que el libro que más me marcó, que leí muy jovencita, y que todo el mundo debería leer es el Diario de Ana Frank. Me pareció brutal, fue como una bofetada de realidad. El conocer las barbaridades que tuvieron que sufrir los judíos contado por Ana me hizo abrir los ojos y sentirme realmente afortunada…

ESTÓMAGO: Un libro que “devoraste”

Ya lo he mencionado otras veces pero devoré El clan del oso cavernario y todos los que vinieron después de la saga Los Hijos de la Tierra. El personaje de Ayla (una niña cromagnon) me pareció tan bonito y tierno que me cautivó. Ojalá la autora escribiese algún libro más, porque con seis no he tenido suficiente…

HÍGADO: Un libro gordo

Otro libro del que también he hablado aquí que me encantó y es gordísimo (tiene 1.104 páginas) es Dime quién soy de Julia Navarro. El libro está ambientado principalmente en la época de la Guerra Civil Española y me atrapó irremediablemente desde el principio… Me encanta cómo escribe Julia.

APÉNDICE: Un libro que no te gustó, ni te disgustó

Un libro que pasó por mi vida como si nada fue Lo que moja la lluvia de Adriana Abenia. El libro no está mal en general, pero no empaticé nada con la protagonista y el final no me gustó, me pareció un poco flojo… No sé, no puedo decir que me gustase pero tampoco que no me gustase, no me aclaro ni yo xD

CORAZÓN: Un libro romántico

Tengo un autor preferido en cuanto a novelas románticas y ese es Nicholas Sparks. No sé qué tienen sus libros pero con casi todos he derramado alguna que otra lagrimita… Me costaría muchísimo elegir solamente uno de ellos, sería casi como elegir entre papá o mamá. Todos tienen algo que me ha enganchado…

CEREBRO: Un libro muy reflexivo y realista

Sin duda La lección de August. Un libro que todos los niños (y no tan niños) deberían leer porque está lleno de valores… y tal vez ayudaría a luchar contra el bullying. Por mi minusvalía me sentí súper identificada con August y lo que tuve que soportar en mi época del colegio… Ojalá la gente fuese capaz de ver más allá del físico.

CABELLO: Un libro muy superficial

Puede que lo más parecido a un libro superficial que he leído sea Cincuenta sombras de Grey. Por cómo es el personaje de Christian Grey más que nada… Pero vamos, que las personas superficiales me repelen, es lo más opuesto a mí que puede haber, así que no creo que haya leído yo muchos libros de ese tipo…

UÑAS: Un libro que cuidas como oro

Todos. Ya he hablado de lo extremadamente cuidadosa que soy con los libros, ni escribo en ellos, ni doblo sus páginas… Así que todos los libros que tengo están como recién comprados 🙂

Regalo inesperado

Hace unos días mis padres y yo recibimos un regalo genial sin esperarlo y todavía estamos con la boca abierta. Después de esta entrada tan desastrosa en el 2018 nos hacía falta una alegría así 😀

Resulta que uno de mis primos es piloto en una de las dos compañías aéreas españolas más importantes. Como piloto tiene derecho, si no me equivoco, a unos 20 billetes de avión gratis para las personas que él quiera.

Pues bien, resulta que estábamos hace unos días celebrando su cumpleaños y cuando le dimos sus regalos nos dice: “Yo también tengo un regalo para vosotros, que ya iba siendo hora. Os regalo billetes de avión para los tres para que vayáis a cualquier lugar del mundo que elijáis a donde viaje mi compañía en la fecha que queráis de este año“.

¡Qué subidón nos entró! Sobre todo a mi madre y a mi que somos las locas de los viajes. Ahora nos pasamos los ratos muertos metidos en la página web de la compañía mirando a qué lugares vuela e intento decidir a dónde ir. Va a ser un poco complicado ponernos de acuerdo con mi padre, porque hay muchos sitios a los que a nosotras nos gustaría ir y a él no, pero terminará habiendo consenso xD

Qué divertido, me apasiona planear viajes… 😆