Lo que veo (XV)

Hace dos meses que nos os cuento las películas que he ido viendo y la verdad es que se me han juntado un montón, espero no aburrir a nadie porque nunca he hecho un post de estos tan largo… 😛

      

La víctima perfectaJuliet es una joven médico de Nueva York que, tras separarse de su marido, se instala en un cómodo apartamento en el barrio de Brooklyn con la intención de iniciar una nueva etapa en su vida. Pero pronto descubre que es víctima de un obseso que la vigila y la asedia.

Madre mía del amor hermoso la angustia que llegué a pasar con la protagonista… Es la típica película que te mantiene todo el tiempo en tensión sin despegarte del sofá. Creo que me gustó, aunque sufrí tanto que ya no estoy tan segura…

Secuestro: Patricia es una abogada que ve su vida trastornada cuando su hijo Víctor desaparece del colegio. Cuando el niño regresa a casa, asegura que un hombre ha intentado secuestrarlo y lo reconoce en una rueda de identificación. Pero como las pruebas no son definitivas, el sospechoso queda en libertad. Temerosa de que algo pueda pasarle a su hijo, Patricia decide quebrantar sus principios y tomarse la justicia por su mano, lo que acabará teniendo consecuencias imprevisibles.

Otra peli que te mantiene en vilo y con un estado de nervios… Me gustó y me sorprendió. Y a Blanca Portillo este tipo de papeles le van como anillo al dedo.

Nunca entre amigosDesde que en la época universitaria tuvieron un encuentro fortuito en el que ambos perdieron la virginidad, Jake y Lainey se han convertido en unos infieles compulsivos que han destruido sus relaciones de pareja una detrás de otra. Tras cortar con su último novio a causa de sus infidelidades, Lainey acepta ir a terapia y asiste a una reunión de adictos al sexo en Nueva York. Allí se reencuentra con Jake, y ambos descubren que tienen el mismo problema con sus relaciones desde que se acostaran 12 años atrás. Con la firme intención de apoyarse mutuamente para cambiar sus malos hábitos, emprenden una amistad platónica que les ayuda a construir nuevas y duraderas relaciones de pareja. El problema surgirá cuando empiecen a sentirse atraídos el uno por el otro.

Esta no puedo decir que me gustase ni que no… No sé, estaba claro cómo iba a terminar la cosa… Pero para pasar el rato no está mal.

      

La hija de mi mejor amigo: La aventura entre un hombre mayor y la hija de un amigo suyo provocará un giro inesperado no sólo en su vida, sino también en la de las respectivas familias. El problema principal surge cuando el hijo de ese hombre, que está enamorado de la chica, se entera de que ella mantiene un apasionado romance con su padre.

No está mal y aunque tiene algunos golpes de risa tampoco es tronchante. Para entretenerse un rato tiene un pase…

Dueños de la calle: Tras la muerte de su mujer, Tom Ludlow, un veterano policía de Los Ángeles, está pasando el peor momento de su vida. Cuando unas pruebas lo implican en la ejecución de un compañero, Tom empieza a cuestionarse la integridad moral y la lealtad de todos y cada uno de los que le rodean.

Creo que me impresionó tanto el cambio físico de Keanu Reeves que ya no pude fijarme en nada más. La peli en si no me llamó la atención, no me enganchó…

Blood Father: Lydia, una joven de 16 años, es acusada de haber robado una fortuna a un cártel, pero en realidad es una trampa fraguada por su novio traficante. La chica tiene que escapar con el único aliado que tiene en el mundo: su padre, John Link, un eterno fracasado, antiguo motero rebelde y ex presidiario, que se verá en la obligación de vincularse nuevamente con un pasado del que huía para poder salvarla.

A pesar de que no es el tipo de pelis que me suelen gustar terminó enganchándome. Y eso que estuve a punto de cortarla…

      

Es la jefa: La mujer más rica de América es enviada a prisión al ser encontrada culpable por tráfico de influencias. Tras su salida y lista para renacer como la empresaria favorita de Estados Unidos, se encuentra con que tiene que empezar de cero junto a una antigua empleada suya.

La vi en Netflix y me gustó mucho, la verdad. Es entretenida y en algunos momentos lloré de risa. Me encanta Melissa McCarthy.

The Do-Over: Max y Charlie son dos viejos amigos cansados de sus mundanas vidas que se reencuentran en una reunión para celebrar los 25 años de su graduación en el instituto, y deciden dar un vuelco a sus vidas para volver a empezar de cero. Su idea: fingir sus muertes y asumir nuevas identidades.

Ésta también es de Netflix y de puro absurda es graciosa. Está llena de situaciones disparatadas. Bueno, muy del estilo de Adam Sandler…

Máquina de guerra: Tras el 11S, un condecorado general recibe el encargo de comandar las tropas estadounidenses en Afganistán. Intereses políticos, alianzas y trampas de todo tipo acompañarán su recorrido hasta el campo de batalla. Adaptación de la novela ”The Operators”, una sátira sobre las operaciones militares que sucedieron a los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y Washington.

Me pareció tan bodrio que aún hoy sigo preguntándome qué hace Brad Pitt ahí… No sé qué tiene de comedia porque a mí no me hizo ni pizca de gracia.

      

Florence Foster Jenkins: Narra la historia real de Florence Foster Jenkins, una mujer que, al heredar la fortuna de su padre, pudo cumplir su sueño de estudiar para ser soprano. El problema era que carecía de talento, pero la gente acudía a sus recitales para comprobar si de verdad era tan mala cantante como decían los críticos.

Es una peli tierna, en algunos momentos graciosa… pero debo reconocer que se me hizo bastante larga. Terminé un poco hasta las narices de Florence y sus berridos 😳

Señor, dame paciencia: Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, del Real Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad: pasar un fin de semana con sus hijos y sus respectivas parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Guadalquivir. Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé al que no soporta. Su otra hija, Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema, y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés.

De esta peli no esperaba nada y terminó gustándome bastante. Es de esas con las que terminas con una sonrisa en los labios…

St. Vincent: Maggie es una madre separada que se muda a Brooklyn con su hijo de 12 años, Oliver. Al tener que trabajar muchas horas, no le queda más opción que dejar a Oliver al cargo de su nuevo vecino, Vincent, un jubilado cascarrabias aficionado al alcohol y a las apuestas. Pronto, una peculiar amistad florece entre ellos. Junto a una stripper embarazada llamada Daka, Vincent conduce al chico por todas las paradas que conforman su rutina diaria: las carreras de caballos, el club de striptease, y su bar habitual. Pero mientras Vincent cree que ayuda a Oliver a hacerse un hombre, éste comienza a ver en el viejo gruñón algo que nadie más ve: un hombre incomprendido de buen corazón.

Otra película que terminó gustándome mucho, es bonita y también te deja con una sonrisa.

      

Lío en Broadway: Arnold tiene una vida perfecta: está felizmente casado, tiene dos hijos y un magnífico trabajo como director teatral en Broadway. Pero todo cambia cuando contrata los servicios de Izzy, una joven y prometedora actriz que alterna su discreta carrera artística con servicios nocturnos de compañía. El flechazo es tan profundo que Arnold decide ayudarla económicamente para que se centre en el mundo de la interpretación. El plan se torna en pesadilla cuando Izzy consigue un papel en la obra que dirige Arnold, en la que también participa su mujer, y que se convierte en un trío imposible.

Típica comedia tonta, con la que creo recordar que no me reí pero bueno… Tampoco está tan mal.

Descontroladas: Incitada por su novio, Emily convence a su madre para ir a un viaje juntas a Ecuador. Pero una vez allí ambas mujeres son secuestradas, comenzando una aventura salvaje en el que su vínculo como madre e hija se fortalecerá mientras intentan escapar.

Es una peli muy tonta, absurda y loca pero terminé pasándolo bien con ella, por lo menos entretiene.

Cómo conquistar Hollywood: Chili Palmer, un gángster de Miami, viaja a Los Ángeles para cobrar una deuda a un mediocre productor. Pero una vez allí, entra de lleno en el mundo del cine: se hace productor, tiene un idilio con una estrella de cine e incluso reserva mesa en los restaurantes de moda. Todo sería perfecto si no fuera por el acoso al que lo someten unos estafadores locales y un gángster de su pasado.

Me costó un poco engancharme a la película, pero terminé haciéndolo y podría decir que hasta me gustó. Pero me esperaba más…

Y para terminar, Tarde para la ira, una película que tenía muchísimas ganas de ver y que corté antes de media hora porque me estaba resultando infumable. Y eso que ganó el Goya a la mejor película en 2016, pero debe ser que yo no entiendo de cine, lo siento…

 

Anuncios

Series americanas míticas (para mí) (III)

Último recordatorio de las series americanas que han marcado mi vida, más que nada porque en este post ya llego a series actuales… 😛

COSAS DE CASA

La serie se estrenó en 1989 y tuvo 9 temporadas. En ella veíamos la vida diaria de una familia afroamericana en Chicago, aunque poco a poco quien fue cobrando el mayor protagonismo fue su vecino pelmazo Steve Urkel.

¿Cómo olvidarme de lo torpe, manazas y cansino que era Steve? ¿Y de sus “he sido yo”? 😆

SEXO EN NUEVA YORK

Se estrenó en 1998 y tuvo 6 temporadas. Poco puedo deciros que no sepáis ya de la serie, trata de las vidas y relaciones sentimentales de cuatro amigas que viven en Nueva York…

En su momento estuve muy enganchada y veía todos los capítulos que me encontrase zapeando, aunque ya los hubiera visto mil veces.

PERDIDOS

Comenzó en el 2004 y durante 6 temporadas vimos las vivencias de los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines en una isla desierta en la que ocurren cosas extrañas…

Creo que fue la primera serie de ciencia ficción que vi, porque no es un género que suela gustarme demasiado. Estuve (y sigo) coladísima por Sawyer, por favor esa cara es irresistible… 😳

HOUSE

También se estrenó en 2004 y supongo que todo el mundo la conocerá, pero por si acaso… Se centra en el doctor Gregory House, un genio médico y nada convencional que siempre conseguía diagnosticar enfermedades, por muy complicadas que fuesen, y casi siempre daba con la solución. Eso sí, odiaba tratar con los pacientes…

Siempre he dicho, que aunque House fuese un cabrón, me gustaría tener un médico tan listo si alguna vez lo necesitase.

ANATOMÍA DE GREY

Se estrenó en el 2005 y actualmente está en la temporada 14. En ella vemos el día a día de un grupo de cirujanos de un hospital de Seattle.

Después de mil catástrofes, dramas y cambios de personajes yo sigo enganchadísima, ojalá no terminase nunca. Ya sé que hay quien odia la serie, pero a mí no me cansa xD

THE BIG BANG THEORY

Se estrenó en el 2007 y ahora van por la temporada 11. También supongo que todo el mundo la conocerá pero la serie empezaba con la llegada de Penny al apartamento vecino al que comparten Leonard y Sheldon, dos físicos que trabajan en el Instituto Tecnológico de California.

Me encanta, me rio un montón con ellos, he visto varias veces cada temporada… No os podéis imaginar lo que flipé en uno de mis viajes a Nueva York cuando me encontré por la calle con Sheldon xD

 

Y con esto y un bizcocho estas son todas las series míticas para mí, puede que en un futuro haya algún post más de este tipo con las series venideras 😉

Feeling better

Si os doy la lata para contaros mis bajones creo que también es justo que escriba para contaros que poco a poco voy sintiéndome mejor, que parece que mi cuerpo se está adaptando a la medicación, que ya no tengo dolores, ni picores, ni mal cuerpo, lo cual ayuda a que mi ánimo haya mejorado también.

Pero, sobre todo, quería escribir para agradeceros de todo corazón vuestro apoyo y vuestros ánimos. Muchísimas gracias por estar ahí 😘