Roma (III)

roma1Después de contaros mi experiencia de una semana en Roma (aquí y aquí) os traigo algunas recomendaciones para quienes estéis pensando en ir 😉

  • Una de las primeras cosas que me llamó la atención nada más llegar, y no por positiva precisamente, fue el tráfico horrible de la ciudad. Es un descontrol, los conductores no respetan ninguna señal de tráfico, ni semáforo ni pasos de cebra… Con lo cual es súper peligroso cruzar una calle, es casi un deporte de riesgo para los peatones. Todavía recuerdo la ansiedad que me entraba y los nervios cada vez que había que cruzar de acera. La recomendación que nos dio el guía de una de las excursiones que hicimos fue que nos lanzásemos directamente sin pensar, porque si los conductores ven que dudas no frenan, pero si te ven en el medio de la calle se ven obligados a parar. Menudo consejo, casi que me entró más miedo…
  • Nosotros nos alojamos en el Hotel Universo, que estaba bastante bien y nos atendieron fenomenal. El único pero que le pondría es que estaba muy cerca de la Estación Termini y el ambiente que había por allí por la noche no nos hacía mucha gracia. Había gente con mala pinta que daba un poquito de miedo… Pero bueno, han pasado diez años y lo mismo la cosa ha cambiado.
  • Roma no es el lugar más adecuado para minusválidos porque está construida sobre siete colinas (con lo cual hay muchas cuestas) y prácticamente todas las calles están empedradas. Pero a pesar de estas incomodidades si se quiere se puede, os lo digo por propia experiencia. Y merece mucho la pena.
  • Con respecto a lo que hay que ver… Yo recomendaría ir a visitar el Coliseo y el Vaticano, pero si no vais en grupo con guía os aconsejo ir con mucho tiempo porque las colas para sacar las entradas suelen ser kilométricas. Armaros de paciencia.
  • Y otra visita que os recomendaría sin duda sería ir a los Museos Capitolinos.
  • En cuanto a la comida, me llevé una gran decepción con la pasta. Más que nada porque a mí la pasta al dente no me gusta, la prefiero mucho más blandita… Tampoco me gustó la carbonara auténtica, sin nata no tiene nada que ver. En fin, que como la pasta no me entusiasmó me inflé a risottos y pizzas jejeje
  • Puedo recomendaros dos restaurantes, que son los únicos que recuerdo después de tantos años que han pasado, en los que comimos muy bien. El primero es el Ristorante Terme di Diocleziano, donde fuimos tres veces creo y nos hicimos amigos de los dueños. Y el segundo es la pizzería La Gallina Bianca, donde un amigo de mi padre nos había dicho que las pizzas estaban muy ricas.
  • Y por último las compras. Las tiendas de los mejores y más famosos diseñadores están en la Via del Corso y en Via dei Condotti. Si queréis alucinar mirad los precios en los escaparates…
Anuncios

Roma (II)

Continuamos con el viaje a Roma 😉

La mañana siguiente nos fuimos por libre al Trastevere, el barrio más bonito, pintoresco y de película de la ciudad. Una verdadera maravilla pasear por esas calles…

trastevere

Trastevere

Por la tarde hicimos la última excursión que teníamos contratada. Un autobús nos recogió en el Teatro Marcello para llevarnos a la Basilica San Paolo Fuori le Mura (Basílica de San Pablo Extramuros).

teatromarcello

Teatro Marcello

dsc02714

Basílica de San Pablo Extramuros

Más tarde nos llevaron a las Catacumbas de Santa Domitila. Recuerdo que no me dio miedo ni mal rollo pensar que ahí habían sido enterradas muchas personas, lo que me dio angustia fue el suelo resbaladizo y el pensar que estábamos bajo tierra… Me produjo un poco de claustrofobia.

De aquí no hay foto porque no nos dejaron hacerlas…

El día siguiente fuimos a Villa Borghese, por cuyos caminos terminamos perdiéndonos y agobiándonos… Menudo laberinto.

villaborguese

Villa Borghese

Al final, no sabemos cómo, llegamos a una terraza donde se veía abajo la Piazza del Popolo.

dsc02782

Piazza del Popolo

De la plaza fuimos caminando por la Via del Corso, entrando en casi todas las iglesias que  encontramos a nuestro paso (que son muchas y no os aburriré con las fotos), hasta que nos desviamos para entrar a la Piazza di Spagna.

piazzadispagna

Piazza di Spagna

La mañana entera del día siguiente la pasamos en los Museos Capitolinos, donde me hizo mucha ilusión ver la Loba Capitolina auténtica.

dsc02914

Loba Capitolina

Si no recuerdo mal luego paseamos sin rumbo fijo y nos encontramos con la Bocca della Verità

dsc02978

Bocca della Verità

Y terminamos perdiéndonos de nuevo por el Trastevere…

dsc02981

Basílica de Santa Cecilia en Trastevere

El último día fuimos a visitar la Basilica di San Giovanni in Laterano (Basílica de San Juan de Letrán)…

sanjuandeletran

Basílica de San Juan de Letrán

Y la Scala Santa

dsc03073

Scala Santa

Y, aunque tengo la sensación de que me olvido de muchas cosas, esto es todo. Es difícil recordar todos los detalles teniendo en cuenta que hace 10 años ya del viaje…

Próximamente habrá otro post con algunas recomendaciones finales para quien vaya a ir a Roma 🙂

Roma

Hace casi un año os hablaba de mi primer viaje fuera de España, cuando pasé un mes en Irlanda (podéis volver a leerlo aquí y aquí), y creo que ya va siendo hora de que os hable de la siguiente vez que salí al extranjero…

Por el título del post ya habréis deducido que fui a Roma, ¿verdad? 😉

Siempre me sentí atraída por esta ciudad, desde que en el colegio tuve una profesora de latín fantástica que nos hizo vivir la historia de la civilización romana… Desde entonces soñaba con viajar a Roma algún día. Pero no fue hasta el 2006 que lo conseguí.

Pasé una semana allí y no paramos ni un momento hasta terminar reventados, y aun así nos quedó mucho por ver. Lo cual es buena excusa para volver algún día…

El día que llegamos hacía muy mal tiempo y por la tarde cayó el diluvio, así que nos limitamos a pasear por lo más cercano al hotel. Y encima me empezó a doler muchísimo la cabeza… En fin, que entre el dolor y el chaparrón recuerdo que me empecé a agobiar, todo me parecía horrible y pensé: ¿Pero esto qué es? ¿Dónde nos hemos metido?

Pero a la mañana siguiente la lluvia y el dolor habían desaparecido, el sol estaba empeñado en salir y la cosa cambió radicalmente 🙂

Nos habíamos apuntado a una excursión a pie que empezó en la Basílica de San Pietro in Vincoli. Aquí se encuentra el famoso Moisés de Miguel Ángel…

Basílica de San Pietro in Vincoli

sanpietroinvincolidentro

Basílica de San Pietro in Vincoli

moises

Moisés de Miguel Ángel

Desde allí pusimos rumbo al Coliseo… Juro que cuando me vi dentro me pareció tan increíble que me puse a llorar de la emoción 😳

Y aquí tengo que hacer una crítica, porque me dio muchísima lástima descubrir que por dentro está lleno de pintadas, de firmas hechas a rotulador e incluso habían rascado las piedras… A la gente que cuida esta maravilla, que lo haga mejor. Y la gentuza que se dedica a destrozar monumentos que se meta el rotulador por donde le quepa…

Le preguntamos al guía por qué está todo tan mal cuidado, en general todos los monumentos de la ciudad, y nos dijo que cuesta mucho dinero la conservación y limpieza y como saben que estén como estén las cosas los turistas van a seguir llegando pues ni se molestan en gastar dinero. De vergüenza…

coliseo

Coliseo

coliseo2

Coliseo

Luego nos adentramos en el Foro Romano. Para mí, en silla de ruedas, fue toda una aventura porque los que hayáis estado allí sabréis que es un lugar nada accesible con tanto pedrusco. Pero la silla se portó como una campeona…

fororomano

Foro romano

Y en la Plaza del Campidoglio, diseñada por Miguel Ángel, terminó la excursión…

Rome - Campidoglio (statue de Marc-Aurle)

Plaza del Campidoglio

Al día siguiente nos vinieron a buscar súper pronto para la excursión al Vaticano a la que también nos habíamos apuntado.

Me gustó muchísimo, la Basílica de San Pedro es espectacular, la Capilla Sixtina también aunque es más pequeña de lo que imaginaba, tienen increíbles obras de arte por todas partes… Pero el trato que dan a los turistas, sobre todo los vigilantes de seguridad, es deleznable.

Presencié una escena bochornosa. Un vigilante de seguridad chillando y amenazando con pegar a una señora que aparentaba tener más de 70 años porque se había salido un poco de donde se suponía que debía estar. Llegó el marido, de la misma edad, a hablar con el energúmeno y ni corto ni perezoso le dio un empujón que el pobre hombre no cayó al suelo de milagro. Valiente cobarde, ya podría con una pareja de abuelitos…

dsc02654

Basílica de San Pedro del Vaticano

La excursión continuó a pie rodeando la muralla del Vaticano hasta llegar al Castillo de Sant’Angelo

dsc02665

Castillo de Sant’Angelo

Luego llegamos a la Piazza Navona, donde tristemente encontramos la famosa Fuente de los Cuatro Ríos en restauración y casi no podía verse…

Pero me encantó ver la plaza llena de pintores vendiendo sus obras, muchas realmente buenas. Allí le compramos seis acuarelas preciosas a un pintor majísimo que quedan divinas en casa 🙂

dsc02674

Piazza Navona

Más tarde llegamos al Panteón de Agripa, donde nos encontramos a Belén Esteban, Rosario Mohedano y Maxim Huerta… Las voces de la Esteban quejándose se oían en todo el templo xD

dsc02679

Panteón de Agripa

La excursión terminó en la Fontana di Trevi, donde había tanta gente que era imposible acercarse a la fuente…

dsc02706

Fontana di Trevi

Y como no quiero aburriros y veo que esto se ha alargado más de lo que pretendía, en el próximo post la segunda parte de mi viaje a Roma 😉

PD: Disculpad la mala calidad de las fotos, pero entre que lo nuestro no es la fotografía y que la cámara que teníamos entonces era bastante malilla… jejeje