La Taberna de Elia

Durante la vorágine de comidas y cenas navideñas tuvimos la oportunidad de cenar en el restaurante La Taberna de Elia en Pozuelo de Alarcón y he de decir que salí gratamente sorprendida.

la_taberna_de_elia

Cenamos justamente en la mesa redonda de la foto. El sitio es agradable y el personal que nos atendió fue muy amable, sobre todo una camarera que fue encantadora 🙂

La carta es bastante larga y tiene como especialidad estrella la carne. Y yo, carnívora declarada, encantada.

Os cuento lo que pedimos porque os recomendaría todo ello sin dudar. De entradas para compartir: zamburiñas a la plancha, berberechos “al ajillo” y jamón ibérico. Y de segundos se pidió: mollejas de lechal al ajillo con huevo revuelto (riquísimas), steak tartar (que aunque a mí no me va decían que estaba muy bueno) y chuleta de angus a la brasa (madrecita del alma querida que buena estaba y que tierna, casi se derretía en la boca).

Creo que puedo decir, sin miedo a equivocarme, que volveremos 😉

Restaurante Filandón

La primera recomendación que quiero hacer es gastronómica. Si vivís en Madrid o venís de visita alguna vez os recomendaría comer en el Restaurante Filandón, sin duda uno de mis favoritos de Madrid.

Creo que de allí me gusta todo. Desde el emplazamiento en medio del campo hasta la decoración moderno-rústica, y, por supuesto, la comida. Si no me equivoco los dueños son los mismos que los de las Pescaderías Coruñesas, así que podéis imaginaros que el pescado y el marisco son de primera… Y la carne, y los arroces, y los postres… Todavía no ha habido nada que hayamos comido que me haya decepcionado.

Tienen muchos salones y reservados de ambiente muy acogedor, además de unos jardines donde se puede disfrutar sobre todo en verano.

Lo peor es que no es asequible para todos los bolsillos… No es carísimo, pero tampoco barato. Aunque merece la pena hacer un esfuerzo y darte un gustazo alguna vez.

Bueno, lo dejo ya porque me está entrando un hambre…