Chicago y Nueva York (IV)

El día 12 fue agotador se mire por donde se mire…

Volvimos a recorrer Michigan Avenue hasta llegar al Millennium Park y ahí empezamos a callejear buscando la Chicago Union Station. Llegamos a pensar que íbamos a morir achicharrados por el sol… Por el camino nos metimos en varias tiendas solamente en busca de aire acondicionado. Y por más vueltas que dábamos al mapa no encontrábamos la maldita estación.

Nos sirvió para ver lo cutres que son las estaciones del metro elevado. Es alucinante pasar por debajo, me sorprende que eso se mantenga en pie…

También vimos graffitis bonitos en fachadas de edificios y calles en las que se ven edificios que están al otro lado del río como si estuvieran en éste…

     

Y, por fin, la Chicago Union Station.

No os pongo fotos del interior porque en todas salimos nosotros y quiero seguir manteniendo algo de intimidad 😛 Pero vamos, que comparada con la Grand Central de Nueva York pues como que decepciona un poco…

Y de ahí fuimos al Skydeck de la Willis Tower (más conocida como Sears Tower, su antiguo nombre). Si no me equivoco es el rascacielos más alto de Chicago…

Nos resultó imposible sacarlo entero desde abajo…

La visita mola por toda la parafernalia que montan en el ascensor y en el piso anterior al último… Pero pasa lo mismo que en el John Hancock Observatory, al ser todo de cristal salen los reflejos en las fotos.

Y para mi gusto son más bonitas las vistas desde el otro edificio, éste está rodeado mayormente de edificios más bajos y no impresiona tanto.

Lo que MOLA de verdad es lo que llaman The Ledge, que son unos cubos totalmente de cristal donde, si eres valiente y no tienes vértigo, asomarte y sentir como si estuvieras flotando. IM-PRE-SIO-NAN-TE.

Luego nos costó volver a encontrar la Michigan Avenue desde allí, somos torpes qué le vamos a hacer… Íbamos en busca de un restaurante determinado para comer, pero como ya estábamos hartos de cocernos al sol y teníamos hambre nos metimos en el primero que nos gustó la pinta. Se llamaba 7 Lions y comimos unas cheeseburgers muy ricas 🙂

Después de comer llegamos al hotel tan reventados, que por la tarde sólo nos quedaron ánimos para acercarnos al supermercado y comprar algo para cenar…

Anuncios

8 pensamientos en “Chicago y Nueva York (IV)

  1. Es verdad que las vistas no son nada espectaculares (muchos edificios) quizas de noche, con las luces… aunque lo del suelo de cristal da miedito, a mi no me veras ahi!
    Besos!

    Me gusta

    • Yo pensaba que me daría miedo y que no me atrevería, pero la verdad es que no me dio impresión. Me dio rabia tener que irme de ahí para dejar asomarse a otras personas jejeje
      ¡Besotes!

      Me gusta

  2. Hola Alizeee!
    No me extraña que no encontréis las cosas. Con tanta torre y gente es misión imposible. Por Dios esos cubos de cristal me encantan pero también me dan yuyu jejeje. Seguro que sería de las que prueba a pisar lentamente, avanzando poco a poco 😛
    Si que es cutre lo de elevar el metro. No imagino cómo sonará al pasar el metro….
    Esperando la 5ª parte y aún no hemos llegado a NY, NY 🙂
    Besotesss!

    Me gusta

    • Había gente que entraba a gatas a los cubos o con los ojos cerrados… Yo era de las que pensaba que me daría mucho miedo y al final nada de nada. Cero impresión jajaja
      El metro suena como el mismísimo infierno cuando estás debajo de él, no sé cómo les gusta ese sistema.
      ¡Besotes!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s