Grrrr!

Me había prometido que en este blog no hablaría de malos rollos, pero llevo muchos días dando vueltas a algo y si no lo suelto reviento. Necesito hablar de ello.

Por mi enfermedad estoy acostumbrada a que la gente me mire, lo que no significa que me guste que lo hagan, pero es lo que hay y o me acostumbro o mal vamos…

En fin, que admito que me miren, lo que ya no paso es que la cosa termine convirtiéndose en una inspección en toda regla. No soporto que la gente me observe al milímetro, que se fije en cada gesto que hago o cada palabra que digo como si fuese algo increíble. Sí señoras y señores, aunque mi físico sea diferente mi cabeza funciona a las mil maravillas y pienso, siento, rio, lloro, etc., como todos los demás.

Y lo digo porque hay gente que cuando estamos en una conversación con otras personas y se cuenta algo gracioso por ejemplo y yo me rio como todos, ellos se sorprenden y dicen: “Mírala, cómo se ríe…“. ¿Perdona? ¿No estás riéndote tú también? ¿Qué tiene de curioso que lo haga yo?

Muero de rabia con esto, de verdad. Y últimamente hay alguien que está pendiente de cada gesto de mi cara y me pone totalmente de los nervios. Quiero que no me observe tanto, porque está empezando a repelerme. He llegado a un punto en que solamente ver a esta persona ya me pone de muy mal humor y veo que al final voy a terminar mandándola muy lejos…

Anuncios

5 pensamientos en “Grrrr!

  1. No te cortes y diselo. Que por favor no te estudie al detalle porqué molesta. Ya debería ser él/ella misma quien lo viera pero en fin, hay gente para todo. Si aun así sigue haciendolo …

    Me gusta

    • Yo es que a veces soy muy burra y no tengo término medio… Sé que estoy tan quemada que si le digo algo será algo gordo jejeje
      Por cierto, no sé por qué pero no puedo comentarte en tu blog, o me da error o no me da por válida la respuesta para confirmar que no soy un robot :S

      Me gusta

      • Ostras pues ni idea! Nadie me ha comentado que también tenga problemas … igual sería ese día que Blogger estaba tonto 🙂

        Me gusta

  2. A mí me saca de quicio cuando haciendo gestiones administrativas o asuntos comerciales y acompañada por alguien que se mueve sobre dos piernas (suele ser mi hermana) quien nos atiende se dirige a ella, cuando he sido yo quien ha comenzado la conversación…cómo si no existiera! Ahí surge mi grrrr!

    Me gusta

    • Eso me pasó hace no mucho… Fui a una dentista nueva acompañada de mi madre. Y cada vez que yo la hablaba y le preguntaba cosas ella respondía mirando a mi madre e ignorándome a mí… Salí de tan mala leche que juré que no volvería a esa doctora maleducada.
      Me sienta fatal que se piensen que soy tonta, que no sean capaces de ver más allá de mi enfermedad, de mi físico… 😦

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s