Venciendo miedos absurdos

Cuando nací los médicos pensaban que iba a morir, razón por la cual en esos momentos mis padres ni pensaron siquiera en que me hicieran agujeros en las orejas para ponerme pendientes. Algo que se hacía muy comúnmente en la época.

El caso es que salí adelante. Pero pasé muchísimo tiempo entre hospitales, operaciones, etc… hasta que me operaron por última vez a los 7 años. Todo este tiempo de pruebas, análisis y operaciones hizo que cogiese un miedo atroz a las agujas. Algo que se ha mantenido prácticamente hasta hoy en día.

La razón es que nunca me han encontrado las venas de los brazos y siempre terminaban sacándome la sangre de la yugular. Hoy en día la cosa sigue igual.

Pero no me enrollo con el tema análisis… La cuestión es que siempre tuve ganas de llevar pendientes en las orejas, pero mi miedo a las agujas me tiraba para atrás. Pero las ganas siempre han estado ahí, y además tenía unos cuantos pendientes con un valor sentimental enorme que me daba mucha pena que estuviesen guardados en vez de en mis orejas.

Y así ha seguido la cosa hasta hace unos 20 días. Un día fui a la farmacia y vi que le estaban haciendo agujeros en las orejas a una señora. Observé su cara atentamente para ver si le dolía o no y cuando vi que ni se inmutaba pensé: “Es la hora, tengo que hacerlo. Si ya casi he vencido el miedo a los análisis en la yugular, esto también puedo hacerlo. Debo vencer al miedo”.

Pero me acordé de que el día 3 me iban a hacer la resonancia magnética que pidió la neuróloga por mis jaquecas y como en la prueba no puedes llevar joyas ni nada metálico y en la farmacia me dijeron que cuando te pones los pendientes no te los puedes quitar en 15 días para que no se cierren los agujeros pues lo aplacé.

Y el miércoles pasado, mi valor y yo pusimos rumbo a la farmacia y lo hice. LO HICE. Os parecerá una chorrada sin importancia, pero para mí fue muy importante haber superado este miedo, me sentí muy orgullosa de mi misma. Y ahora estoy encantada mirándome en el espejo mis orejitas con pendientes 😆

Estoy deseando que se cumplan los 15 días y poder quitarme los pendientes de farmacia y ponerme los que llevan tanto tiempo guardados esperándome… 😀

12 pensamientos en “Venciendo miedos absurdos

  1. ¡Hola hola!
    Ya verás qué bonitos quedan algunos pendientes aunque te lo dice una que ahora mismo no lleva ni piensa ponérselos. Para salir puede, si me acuerdo xD
    No eres la única con miedos absurdos. Con 15 años me fui a la farmacia y me hice uno más arriba, en lo más tierno de la orejita. Un poco después me hice otro justo al lado de los pendientes de toda la vida. Total que me curaba y lo llevaba estupendo de la vida pero fui a cambiarlos por variar un poco y me mareé. El mini aro no quería entrar bien ni se enganchaba, me empecé a poner nerviosa, le pedí ayuda a mi padre y tampoco… Total acabé blanca como la leche, mareada y mandé a la mierda los pendientes. Se me cerraron los agujeros.
    También me encantan los piercings y los tatuajes pero odio las agujas así que no tengo ninguno. ¿Sufrir para eso? No, gracias.
    Ale te dejo de dar el coñazo 🙂
    ¡Besotessss!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo de momento todo bien… Y con lo que me ha costado dar el paso no pienso dejar que se cierren los agujeros. Ya con pendientes para toda la vida jajaja
      Por cierto, lo de los tatuajes sí que no me lo planteo con mi pánico a las agujas xD
      ¡Besazos!

      Me gusta

  2. ¡Hola corazón!
    Muchísimas felicidades por conseguir vencer ese miedo!!!!!!
    Yo estaba cagada con la idea de hacerme un tatuaje por el dolor pero siempre he tenido unas ganas locas de tener uno y hace un mes me hice el primero, en una zona donde no me dolió mucho, solo una leve molestia… por algo se empieza ¿no?
    Un besazo enorme corazón y ya verás como ya mismo está luciendo esos pendintes que tienes guardados.

    Le gusta a 1 persona

    • Te admiro, yo no podría dar el paso de hacerme un tatuaje con mi miedo a las agujas. Una cosa son los agujeros de las orejas, que se tarda medio segundo, y otra aguantar un rato de pinchazos jejeje
      ¡Besazos!

      Me gusta

  3. Parece que no, pero es un gran paso! Yo tengo los de recién nacida, de adolescente quise hacerme un segundo par, pero solo llegué a hacer uno… así que es mi oreja aprovechadora de pendientes desparejados xD

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Gracias! Síííí, ya puedo usarlos, me encanta poder llevarlos por fin. Me daba muchísima pena que estuviesen guardados con el significado que tienen para mí…
      ¡Besotes!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .