Chicago y Nueva York (VIII)

El día 18 empezamos el día yendo a la tienda B&H Photo. Es una tienda de electrónica a muy buenos precios regentada por judíos ortodoxos. En todos los viajes a la ciudad hemos ido (y hemos comprado), es una visita casi obligada para nosotros. Es impresionante la organización de la tienda, que a nosotros nos recuerda a la fábrica de juguetes de Papá Noel. Y la atención también es muy buena, hables el idioma que hables encontrarás una persona que te entienda 🙂

Cuando salimos de ahí no sabíamos qué hacer, porque aunque ya no daban previsión de lluvia lo cierto es que estaba chispeando. Pero le echamos valor y nos dirigimos al High Line. Para los que no sepáis qué es os diré que es un parque elevado que han hecho sobre una antigua línea de ferrocarril. No era nuestra primera vez allí, ya lo conocimos en el 2013, pero la verdad es que en cuatro años ha cambiado una barbaridad. Si vais a viajar a Nueva York próximamente os lo recomiendo, merece la pena visitarlo.

Me estoy dando cuenta de que apenas hicimos fotos con la cámara, solamente de las vistas desde el parque. Será porque no era nuestra primera vez. Una pena…

     

Nos bajamos antes del final del High Line para ir al Washington Square Park. Y nos volvimos locos… Si cuando salimos de la tienda lloviznaba, poco a poco fue saliendo el sol y abrasaba que “daba gusto”. Creo que fuel el calorazo el culpable de que nos costase un mundo llegar. A pesar de ir con las indicaciones del Google Maps no dábamos con el parque y empezamos hasta a discutir entre nosotros… Fue tal la situación que cuando por fin llegamos decidimos pedir un coche de Uber de vuelta al hotel para ducharnos y despejarnos.

Comimos en el Restaurante Serafina, que se convirtió en nuestro cuartel general a juzgar por las veces que repetimos. Y una vez más, gracias a las maravillosas pastillas de lactasa, pude comerme unos ricos raviolis ai funghi 😀

Por la tarde dimos un paseo por Central Park, donde terminamos agobiados por la cantidad de tíos que se ofrecieron a llevarnos en sus bici-carros. Qué cansinos, por favor…

El día 19 fue de lo más tranquilito por culpa de la lluvia otra vez… Como no sabíamos cuándo empezaría a llover decidimos ir a Macy’s pasando por Times Square. Pasamos prácticamente toda la mañana allí en la sección de oportunidades. Las gangas hay que buscarlas 😛

Luego volvimos a comer en el mismo restaurante del día anterior. Esta vez me zampé unos raviolis de langosta bastante buenos…

Y por la tarde volvimos a estar encerrados en el hotel por culpa de la tormenta. Pero afortunadamente ya no nos llovió más en todo el viaje.

PD: Intentaré contaros en el próximo post los tres últimos días porque sino vais a terminar odiándome jejeje

Anuncios

10 pensamientos en “Chicago y Nueva York (VIII)

  1. Oissss Central Park 🙂
    Qué tiempo tan cambiante tienen los yanquis. De lluvia a sol, de frío a calor en cuestión de horas. Luego decimos de nuestro país…
    Veo que has disfrutado de la comida, las visitas, las numerosas compras 😛 y nada a esperar el final del viaje.
    Por curiosidad, has estado en Brooklyn? Me parece un barrio (o condado o como los llamen) muy curioso, con mucho estilo y personalidad. No te digo nada del Bronx, Queens o Harlem pero quien sabe, igual no es tanto como se les pinta de chungos. Supongo que habrá zonas y zonas como en todos lados.
    Besoteeeees!

    Me gusta

    • Por allí cambia el tiempo en minutos, hace sol y de repente se nubla, cae un chaparrón y vuelve a despejarse al momento… xD
      Este año nos hemos centrado solamente en Manhattan, pero sí, otros años hemos ido a Brooklyn, al Bronx, Harlem, Staten Island… Por Queens solamente hemos pasado con el coche para ir al aeropuerto.
      Brooklyn mola, Harlem ya no es peligroso como antes, pero el Bronx… por lo menos lo que yo he visto daba un poco de miedito. Yo creo que es el barrio más deprimido, donde vive la gente más pobre y donde hay más droga y delincuencia. Mejor no pasear por allí.
      ¡Besotes!

      Me gusta

  2. hola Alize!
    Qué pena que la lluvia siempre nos fastidie los viajes pero siempre se encuentran planes alternativos… o sino lluvasquero y paraguas y a darlo todo! Recuerdo que en enero: Copenhague lloviendo a cantaros, al menos solo fue el último día y medio porque sino me hubiese enfadado mucho!! aunque no pueda hacer nada para cambiarlo jajaja

    Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s