Chicago y Nueva York (II)

Seguimos con la crónica del viaje… 😉

Se me olvidó contaros que reservé los hoteles, por primera vez, a través de Booking. La verdad es que hasta que no llegamos allí no terminaba de fiarme, me daba miedo que nos dijesen que no había ninguna habitación reservada o que el precio iba a ser superior al de la oferta. Pero todo salió perfecto, así que es muy posible que para el próximo viaje repitamos.

Encontramos una súper oferta (con desayuno incluído) en el hotel Homewood Suites Chicago Downtown/Magnificent Mile by Hilton. El hotel estaba muy bien, la habitación era enorme con una cocina muy completa y todo estaba siempre muy limpio. El personal era encantador y siempre había alguien que hablaba español. La única pega que podría poner es que estábamos junto a un hospital y se oían sirenas de ambulancia durante prácticamente todo el día y la noche a pesar de estar en la planta 18…

Pero bueno, vamos al lío…

El día 9 nos levantamos muy prontito, como nos acostamos también pronto y con el cambio de horario, a las 4 de la madrugada ya estábamos despiertos… Aguantamos en la cama despiertos hasta las 7 de la mañana, hora en la que decidimos bajar a desayunar. Y a las 8 de la mañana ya estábamos en la calle.

Recorrimos la Michigan Avenue hasta llegar al río Chicago, viendo los edificios más famosos que hay en ese tramo.

Tribune Tower. Es un edificio de estilo neogótico muy espectacular, que además es la sede del famoso periódico Chicago Tribune. Las fotos que voy a poner no le hacen justicia, está claro que seguimos siendo pésimos fotógrafos a pesar de las prácticas que hemos hecho antes del viaje 😦

   

Wrigley Building. Está frente al anterior y, si no me equivoco, alberga oficinas y algún consulado…

Al lado del anterior está la Trump Tower, que no necesita explicación… Perdonad la malísima perspectiva de la foto, pero es que la que hicimos desde una mejor ha salido borrosa *vergüencita*

Luego dimos un paseíllo por la orilla del río Chicago, pudiendo observar de cerca los edificios Marina City, que parecen mazorcas de maíz y son muy curiosos porque los pisos inferiores son aparcamientos y tienen su propio puerto deportivo.

Luego hicimos el camino inverso por Michigan Avenue hasta llegar a la Water Tower, un edificio que fue utilizado como bomba de agua y que ahora es una galería de arte, y el John Hancock Center

Y con tanto pasear Michigan Avenue para un lado y para otro llegó la hora de comer. Decidimos entrar al Restaurante Bandera, porque estaba muy cerca de donde nos encontrábamos y porque nos habían recomendado sus costillas BBQ. De entrada pedimos Chilled Jumbo Shrimp (gamas enormes con unas salsas extrañísimas) y Iron Skillet Cornbread (una especie de torta de pan de maíz con pimientos verdes y creo que coliflor en una sartén). Y de segundo un Seattle-Style BBQ Salmon y todos los demás BBQ Beef Back Ribs. Comimos bien, aunque no fue muy barato que digamos…

Luego nos fuimos al hotel a dormir la siesta, que con el madrugón que nos habíamos dado y la caminata estábamos muy cansados.

Por la tarde, decidimos dar un paseo por otra zona cercana al hotel que todavía no conocíamos. Y gracias a ello encontramos un supermercado buenísimo, donde encontré yogures sin lactosa de Yoplait muy ricos, fruta y otras cosas para cenar en la habitación.

Y viendo lo largo que ha quedado este post (y sólo he hablado del primer día) va a ser mejor que lo deje aquí y deje el resto para próximos post 😛

 

PD: Podéis ver las fotos en grande pinchando en ellas.

 

Anuncios

6 pensamientos en “Chicago y Nueva York (II)

  1. Hola Alizeee ^^
    Vuelta al tour por las Américas!!!
    Pedazo hotel eh? Madre mía, qué lujo y además con cocinita que te hace el apaño para no comer tantos días por ahí. Lo malo el ruido, un poco molesto.
    Por lo que leo, Chicago está plagado de edificio enormes y oh que no falte el de Trump. Este señor tiene uno en cada ciudad importante? XD Por cierto, tienes que contarnos si es verdad que hace mucho viento o es un mito.
    Me ha gustado mucho la zona del río con las “mazorcas” de fondo. Lo del restaurante no lo veo para mí, imagino que será todo muy fuerte.
    A esperar el 2ª día 🙂
    Besoteeees!

    Me gusta

    • Gracias a la oferta de Booking, porque sino no habríamos podido permitirnos ese hotel xD
      Respecto a lo de Trump, me temo que sí, que debe ser dueño de media América… ^^
      Y lo del viento… Es CIERTO, es horrible. Yo llevo flequillo, me paso un buen rato peinándolo y era salir a la calle y despeinarme en un instante con tanto viento. Y encima, con el calor que hacía, el aire parecía como salido de un secador de pelo. Asqueroso jejeje
      ¡Besotes guapa!

      Me gusta

  2. ¡Hola cielo!
    Aiinss yo lo que peor llevo son los cambios horarios de verdad, soy una persona que no duerme siesta casi nunca y como no esté rendida no la duermo así que me costaría mucho acostumbrarme al cambio horario…. pero bueno, una vacaciones son unas vacaciones y se aguantaría por tal de disfrutar.

    Me gusta

  3. Qué lindo y qué rico! Entiendo lo de las intolerancias, a mí me flipaban los langostinos, gambas y demás crustáceos y ahora apenas como pescado por si algún bicho de estos lo ha tocado ><

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s